Extintores y BIES

Instalación y mantenimiento de extintores y BIES

Los extintores y las BIES (Bocas de incendio equipadas) son elementos fundamentales en la lucha contra un fuego

El extintor de incendios debe funcionar cuando ocurre una emergencia de incendio. Por lo tanto, es crucial que sean revisados ​​regularmente. Esa es la razón por la cual la instalación y mantenimiento de los extintores de incendios los deben realizar empresas certificadas.

En cualquier peligro de incendio común que ocurra, estos tres elementos esenciales estan involucrados:

  • Calor extremo
  • Oxígeno (o gas similar)
  • Combustible

Los extintores de incendios están diseñados para extinguir al menos uno de estos elementos para que un incendio se extinga. Existen principalmente cinco tipos de fuegos:

Clase A: fuegos cuyo combustibles son sólidos como madera, cartón, etc.
Clase B: fuegos cuyo combustible es líquido, por ejemplo, aceite, gasolina, etc.
Clase C: fuegos cuyo combustible son gases como el butano, propano, etc.
Clase D: fuegos cuyo combustible es un metal que arde, como puede ser el magnesio, sodio, etc.
K: fuegos cuyo combustible son aceites y grasas.

En la etiqueta del extintor, podemos verificar el tipo de extintor de acuerdo con el tipo de incendio que puede extinguir. La mayoría de los extintores pueden extinguir incendios sólidos, líquidos y gaseosos, por lo que las letras A, B y C aparecen juntas en la etiqueta.

Equipar nuestro hogar o negocio con un extintor de incendios es primordial porque puede ser el elemento que diferencie entre susto o desgracia. El extintor de incendios es fácil de usar y altamente eficiente para extinguir el fuego. No dude en contactarnos y resolvernos todas sus posibles dudas.

BIES

Las bocas de incendios equipadas son conocidas por proporcionar un suministro ilimitado de agua para extinguir incendios y proteger contra el calor. Pueden extinguir un incendio hasta diez veces mayor que los extintores. Además de esto, la presión de las bocas de incendio equipadas permiten a sus usuarios estar al menos a 4 metros del lugar del incendio en comparación con los 2 metros de los extintores. Sin embargo, las BIES no son adecuadas para su uso cuando se trata de incendios químicos y eléctricos.